Archive for 8 marzo 2010|Monthly archive page

La Vida, por Alfonso Ussía

Hoy en Madrid, con lluvia, con nieve o con el sol en lo alto, se reunirán centenares de miles de personas que defienden el derecho a la vida de los seres humanos.  Centenares de miles de personas, venidas de todos los rincones de España, que consideran que asesinar no puede convertirse en un derecho. Por ello, que estiman que la nueva ley del aborto aprobaba por los pelos y por los pactos en el Parlamento es una ley criminal.  Es de esperar que esas personas, sorprendentes y maravillosas, que padecen el síndrome de Down, no falten a la cita.  A partir de ahora la sociedad tiene el derecho de no permitir que nazcan. 

No es una cuestión de creencias religiosas ni de dogmatismos beatos.  Concierne a la moral y la ética de las personas. Los partidarios de la ley asesina quieren reducir la discusión a Iglesia sí o Iglesia no, cuando el debate va mucho más allá. Por supuesto que en la conciencia de un cristiano no cabe la posibilidad de dar muerte al ser humano más indefenso. Pero aceptar esa simpleza de confrontación moral e intelectual es el objetivo de los partidarios del genocidio legalizado.

Hoy en Madrid se reunirán sin asperezas y con esperanza, una pequeña parte de los españoles incapaces de establecer la diferencia entre lo que es un ser vivo y un ser humano dependiendo de la semana de gestación de la madre. Ese, y no otro, es el argumento fundamental que la ministra analfabeta ha puesto sobre el sangriento tapete. Es decir, que el ser humano adquiere esa condición de acuerdo con el tiempo que lleva en el seno de su madre.

En los planes de reproducción y conservación del lince ibérico y del oso pardo, muy generosamente financiados por el Gobierno de España, los autonómicos y la Comunidad Europea, y que este escribidor de ustedes aplaude sin reservas, el lince es lince y el oso es oso desde el momento en que la lince hembra –la analfabeta diría «linza»– y la osa madre muestran los primeros síntomas de empreñación. Esa suerte no la tienen los humanos. Para serlo, necesitan pasar la barrera de unas semanas caprichosamente calculadas por un grupo de desaprensivos e ignorantes, durante las cuales estarán legalmente desamparados y a disposición de decisiones egoístas, económicas o simplemente criminales. El feto humano no es más que un inconcreto ser vivo hasta que alcanza la frontera que Bibiana Aído ha dispuesto para ser considerado «un ser humano».

Antes de llegar a esa inaceptable frontera, su asesinato es legal. Después su cuerpo pasará a una amable trituradora y el crimen será un derecho. Es posible que los partidarios de los torturadores estimen que la negación al derecho de vivir del «nasciturus» sea consecuencia de su condición de «delincuentes comunes».  Eso no se le ha ocurrido todavía al estalinista Guillermo Toledo, y le brindo la idea, para que prosiga con su brillantez intelectual, moral y ética.

¿Es el asesinato de un ser indefenso sinónimo de progreso? ¿Es la defensa de la vida de un ser humano indefenso una rasgo de intolerancia fascista?¿Son los buenos los que matan y los malos los que luchan por el derecho a vivir de los seres humanos?  Allá cada uno con su conciencia. Hoy se reúnen en Madrid los partidarios de la vida. Los que van a combatir sin violencia y hasta el final la Ley que convierte el asesinato en un derecho.  La Ley asesina. Ni Hitler ni Stalin se atrevieron a tanto.

Alfonso USSÍA

Artículo publicado en La Razón el 8 de marzo de 2010.

Anuncios

Centro Internacional para la Defensa de la Vida Humana

El Centro Internacional para la Defensa de la Vida está ubicado en la Iglesia de San Juan Bautista de Tordesillas (Valladolid) y espera abrir sus puertas al público el próximo mes de mayo.

El primer museo provida en España nace a iniciativa de un grupo de profesionales preocupados por las consecuencias de la ampliación y reciente aprobación de la ley del aborto en España.

La iniciativa persigue un doble objetivo: por un lado, presentar la realidad del aborto contrapuesta a una cultura de la vida, y por otro, prestar apoyo a las futuras madres ofreciéndoles alternativas al aborto así como terapia y ayuda a las mujeres víctimas del síndrome post-aborto.

El Centro contará con una exposición permanente con carácter científico, que abordará diferentes aspectos del aborto, como la problemática desde el punto de vista científico; el aborto a través de la Historia o el aborto como holocausto.

Más adelante, se pretende poner en marcha otros proyectos como una exposición itinerante, un centro de estadística y de documentación o un jardín de los ausentes. Para ello, confían en un apoyo creciente de la gente, a medida que se vaya dando a conocer esta iniciativa.

Una forma original y simbólica de colaborar con el proyecto es adquirir las baldosas de la Iglesia del siglo SVI donde se ubica el museo.

Para leer el Manifiesto de Tordesillas: http://www.cidevida.org/manifiesto.html

Tim Tebow, estrella de rugby y defensor de la vida

Tim Tebow es una conocida estrella del fútbol americano universitario además de un comprometido defensor de la vida.

Tim Tebow  protagoniza junto con su madre, misionera protestante, un anuncio en el que la agradece por no abortar aún a riesgo de su vida. Un mensaje poderoso, realizado por la organización estadounidense«Focus on the family» (Enfoque a la Familia) y con el que se espera llegar a millones de espectadores, ya que será emitido por la cadena de televisión CBS durante la final de la Super Bowl, el evento deportivo más seguido en Estados Unidos.

En el anuncio, Pamela Tebow cuenta cómo siguió adelante con su embarazo a pesar de la alta probabilidad de complicaciones graves. Cuando estaba embarazada de Tim, la madre de Tebow servía como misionera evangélica junto al padre del futbolista en Filipinas. Durante la gestación, contrajo una infección severa y los médicos le propusieron abortar para salvar su vida. La mujer se opuso y superó la infección. Una decisión valiente que permitió que Tim viniera al mundo el 14 de agosto de 1987.

Gary Schneeberger, de Enfoque a la Familia, considera que el anuncio “celebra la vida y la familia“,  y que “no tiene nada de político o controvertido”. “Es una historia personal de amor entre una madre y su hijo”.

En opinión de otros, como para la activista proasbortista Erin Matson, vicepresidenta de la Organización Nacional de Mujeres (NOW, por sus siglas en inglés) “este anuncio es francamente ofensivo”… “es odio pintado de amor. Envía el mensaje de que el aborto siempre es un error”.

El propio Tim Tebow entró en la polémica al comentar que quienes rechazan este anuncio que defiende la vida “deben al menos respetar que yo defienda lo que creo. Siempre he estado convencido de esto porque esa es la razón por la que estoy aquí. Mi madre fue una mujer muy valiente”.

“I call him my miracle baby. He almost did not make it into this world.  I can remember so many times when I almost lost him.  It was so hard.  Well, he is all grown up now and I still worry about him.  Everybody treats him like he is different, but to me he is just my baby.  He is my Timmy and I love him.”  “Thanks mom, I love you too”