Discurso por la Vida de Eduardo Verastegui

Discurso de clausura de la Manifestación por la Vida en Madrid, 17 de octubre de 2009

Eduardo Verastegui, actor, productor y cantante mexicano

Buenas tardes España, es un gran honor para mí estar aquí con todos Vds. en este día histórico en donde la voz de la Verdad se une en defensa de la Vida. Mucho se ha hablado estos meses, estos años, y se seguirá hablando, sobre las víctimas del aborto. Sabemos, y lo saben también quienes se lucran por ello, que el niño en primer lugar y luego la madre, son las principales víctimas de estas leyes tan injustas como rentables para unos pocos. Pero no se habla, y esto es así de forma deliberada, del padre que ha contribuido a que la concepción haya sido posible.

Estas leyes ignoran al hombre, y el hombre ha callado, unas veces por omisión, otras por cobardía, otras por vergüenza, de grado o a la fuerza, asumiendo que esto del embarazo no iba con él.

La sociedad masculina ha hecho suyo el mensaje feminista radical de que el hombre no cuenta en la decisión de seguir adelante con la vida que ha contribuido a engendrar. Esta responsabilidad paterna ha sido ahogada y muchos hombres, sobre todo jóvenes, han creído que no tenían nada que decir y que su “50% ” no tiene valor para defender una vida humana.

Nosotros queremos ser escuchados en igualdad de condiciones y no queremos ser ignorados ante esta trascendental decisión. Si hay responsabilidad en la concepción también queremos la responsabilidad de sacar adelante un embarazo inesperado.

Quiero enviar un mensaje a los hombres valientes, a aquellos que quieren asumir las consecuencias de sus actos, a aquellos que no se resignan a que los demás tomen sus decisiones, a aquellos que no se resignan a ver cómo un parlamento decide sobre la vida o la muerte de sus hijos, históricamente el hombre decide sobre la vida o la muerte de sus hijos, históricamente el hombre siempre ha sido el guardián de la familia, no tengamos miedo de defender a las mujeres y a los niños de aquellas personas que conscientemente o inconscientemente les están haciendo daño, hay que gritar más alto que nunca, para que lo escuche todo el mundo que hoy está pendiente de Madrid, que los padres queremos defender a nuestros futuros hijos y a que a la sorpresa de un embarazo inesperado no le queremos sumar el trauma del aborto. Defender la vida no es defender un punto de vista o un criterio de partido, es defender al hombre y a la mujer, si no tenemos este derecho fundamental, entonces ningún derecho está a salvo.

Sólo respetando la dignidad de cada ser humano se logrará la paz mundial, la Madre Teresa de Calcuta nos compartió estas palabras hace varios años, “no existirá la paz en el mundo mientras exista el aborto.

SI NOSOTROS NO DEFENDEMOS A NUESTROS NIÑOS, ¿QUIÉN LO HARÁ?


Anuncios

No comments yet

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: